22 agosto, 2009

Gripe A: lo peor no ha llegado OMS llama a prepararse para nueva oleada

PEKIN - La directora de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, llamó el viernes a la comunidad internacional a prepararse a una probable segunda oleada de Gripe AH1N1, a la vez que subrayó que los gobiernos se enfrentarán al desafío del suministro de vacunas.

No quieren sorpresas

"No podemos decir que pasó lo peor o que está a punto de pasar", declaró Chan, en un mensaje de vídeo grabado, emitido en la apertura de un congreso de tres días en Pekín sobre la gripe en la región Asia Pacífico.

"Debemos prepararnos para cualquier sorpresa que nos reserve este nuevo virus caprichoso (...) una mutación constante e imprevisible es el mecanismo de supervivencia del mundo microbiano", añadió.

"También debemos prepararnos para una segunda, incluso una tercera oleada como ocurrió en las anteriores pandemias", añadió Chan.

Sin rodeos

La directora de la OMS llamó ha enfrentarse sin rodeos al asunto del suministro de vacunas. Más de una veintena de empresas farmacéuticas en el mundo entero se preparan para fabricas vacunas seguras y eficaces.

"Necesitamos recoger opiniones sobre los grupos prioritarios para una protección inicial", dijo.

"Es una de las decisiones más difíciles que los gobiernos tendrán que tomar, sobre todo dado que el suministro será extremadamente limitado durante varios meses", señaló.

1,800 muertos

La OMS anunció a principios de la semana que los países del hemisferio norte habían pedido más de 1,000 millones de dosis de vacunas contra la gripe A (H1N1) a los laboratorios farmacéuticos, que no deberían poder suministrar más que un cantidad limitada a principios del otoño.

El virus A (H1N1) de la gripe porcina ha matado a 1,799 personas en todo el mundo, la mayoría en el continente americano, desde su aparición a finales de marzo, según los últimos datos de la OMS.

La OMS declaró la primera pandemia de gripe del siglo XXI el pasado 11 de junio. En total, 170 países han confirmado casos.

El 40 por ciento de casos de infecciones graves causados a nivel mundial por la gripe A ocurren en niños y adultos sanos, éstos últimos menores de 50 años, reveló hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En un documento destinado a servir como guía internacional para el tratamiento de esta gripe con antivirales, el organismo sanitario advierte de que "algunos de esos pacientes experimentan un repentino y rápido deterioro de su condición clínica, usualmente al quinto o sexto día de la aparición de los síntomas".

Precisa que ese agravamiento se caracteriza por una neumonía viral que destruye los tejidos pulmonares y no responde a los antibióticos, mientras que surgen complicaciones en otros órganos, como el corazón, los riñones o el hígado.

En el mismo documento, la OMS aclara que el agravamiento de un paciente no está asociado necesariamente a enfermedades preexistentes o a condiciones delicadas de salud.

Alerta a signos

Asimismo, sugiere al personal de salud, pacientes y a todos aquellos que atiendan enfermos en casa que estén alertas ante signos que indiquen que la gripe se está convirtiendo en una enfermedad más grave.

En ese caso -agregó- se deben tomar acciones inmediatas y urgentes, que incluirán la administración del antiviral oseltamivir (nombre genérico del Tamiflu) y, cuando éste no esté disponible, del zanamivir, el otro medicamento que ha mostrado ser eficaz en los casos de gripe A.

Respecto a los niños con síntomas severos o con un riesgo mayor de presentar un cuadro grave, la OMS recomienda que reciban rápidamente un tratamiento antiviral.

Esto incluye a los niños menores de cinco años, en vista de que este grupo de edad tiene mayor riesgo de empeorar.

La OMS enumera igualmente los signos de alerta que se deben tener en cuenta: falta de aire (sea durante una actividad física o en período de reposo), dificultad para respirar, coloración azulada, esputo sanguinolento o con color, y dolor de pecho.

Ojo a la fiebre

Menciona también una fiebre alta persistente durante más de tres días, una baja presión arterial y una alteración de la condición mental.

"En los niños, los signos peligrosos incluyen una respiración rápida o difícil, falta de vivacidad, dificultad para despertarse y escaso o poco deseo de jugar", previene la OMS.

Por otra parte, el organismo señala que, "en áreas donde el virus está circulando de manera extendida, los profesionales sanitarios que tengan pacientes con síntomas de gripe deben asumir que la causa es el virus pandémico", de modo que "la decisión de tratamiento no debe esperar una confirmación de laboratorio".

Esta recomendación se basa en que los datos disponibles indican que el virus AH1N1 se convierte rápidamente en el dominante frente al virus de la gripe estacional.

No obstante, también se recuerda que, en el mundo, la mayoría de personas infectadas muestran síntomas de una gripe común y se recuperan totalmente en una semana sin ningún tratamiento médico.